Reconocimiento

Los auditores internos juegan un rol vital en asegurar que una organización se desempeña  eficientemente, bajo principios morales, avances tecnológicos, ambientes afines, y lejos de  riesgos innecesarios.

La Certificación en Auditoría Interna (CIA®) es la única designación aceptada globalmente para Auditores Internos y mantiene dicho estándar gracias a que los profesionales demuestran su conocimiento,  habilidades y profesionalismo  en el campo de la Auditoría Interna, permitiendo un mejor manejo de las complejas responsabilidades a las que se enfrentan los auditores de hoy.

Hoy en día los individuos en el campo profesional de la auditoría interna trabajan en llave con la gerencia al proveer una amplia evaluación del riesgo y las implicaciones de los hallazgos de la auditoria, lo que en últimas marca una diferencia en el éxito de la organización.

Como resultado la designación CIA:

Lo distingue entre otros profesionales.

Tiene peso frente a la organización y al cliente externo.

Demuestra su competencia y profesionalismo.

Desarrolla su conocimiento sobre mejores prácticas en la industria

Brinda satisfacción personal al alcanzar sus logros.

Obtener la designación CIA es un importante logro y una ventaja profesional para el auditor interno durante todas las etapas de su carrera, incluyendo:

Directores Ejecutivos de Auditoría (DEAs)

Gerentes de Auditoría

Personal de Auditoría de todos los niveles.

Personal de Gestión de Riesgos

Educadores

Estudiantes

Para los auditores internos ninguna credencial es considerada más alta que la CIA. Para defender este estándar la designación se les otorga a quienes:

Cumplieron los requisitos de elegibilidad del programa.

Aprobaron satisfactoriamente las Partes I, II y III del examen CIA.

Presentaron evidencia de trabajo por 24 meses en el campo de la auditoría interna o su equivalente.

Acordaron adherirse al Código de Ética del IIA.